sábado, 23 de julio de 2016

SÁLVAME, SOY UN REPORTERO EN APUROS de Omar Suárez.

SINOPSIS

Un libro de anécdotas desternillantes, surrealistas y comprometidas, ¿cómo es el día a día de un reportero callejero que trabaja en Sálvame? Omar Suárez lo cuenta todo.

Omar siempre mostró una atención especial por la televisión, y soñaba con ser como la rana Gustavo, el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo. De ahí su vocación por el periodismo y sobre todo por la tele. Ser reportero de calle le aporta la dosis de adrenalina y diversión necesarios para poder cumplir sus objetivos.

En ¡Sálvame!, soy un reportero en apuros, Omar Suárez nos cuenta de forma cercana y divertida, utilizando el mismo tono fresco y desenfadado que desprenden sus conexiones en directo, todas las entrevistas hechas a pie de calle, lo mejor y lo peor de trabajar en Sálvame, cómo es su relación con los colaboradores, Jorge Javier y Paz Padilla, si ha temido alguna vez por su integridad física, quién es el famoso que mejor le cae o cuál le ha tratado peor.

OPINION

Omar Suárez, reportero de Sálvame nos relata de una forma sencilla y llena de humor su paso por los diferentes programas y el trato con los entrevistados que muchas veces ha sido algo peligroso, divertido, caótico…

Desde sus comienzos como becario en el telediario de TVE y pasando por todos los programas en los que ha trabajado y ha ido curtiéndose de anécdotas (unas divertidas y otras no tanto), hasta llegar como reportero de calle de Sálvame (programa diario que se emite en Tele5).

La diversidad de personajes que ha entrevistado, desde grandes personalidades hasta último personajillo salido de algún reality. También cuenta su relación con sus compañeros, tanto del actual Sálvame como de todos en los que ha intervenido.

Es un libro entretenido, fresco y muy fácil de leer, con el que te reirás y aprenderás como se hace la televisión y las conexiones en directo…que no siempre salen como debían y hay que improvisar segundos antes de la conexión.


¿Lo has leído?, déjame tu opinión y si no, ¿a qué esperas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario